The Mysteries Of Laura, terapia para (ex) parejas

The_Mysteries_Of_Laura banner letrasCon los tiempos que corren, la actualidad hay que tomarla en pequeñas dosis o de lo contrario, a uno se le disparan los niveles de paciencia de tal manera que llegas a asustarte. Por eso, mi remedio para los días tontos no es otro que olisquear en la Red en busca de algún estudio tontorrón, de esos que periódicamente saltan a los medios de comunicación con el fin de hacernos más llevadero este via crucis por el que desfilamos botella en mano.

No son fáciles de encontrar, no te creas. La crisis los ha convertido en especies en peligro de extinción. Pero no te desanimes, porque en cuanto estás a punto de tirar la toalla, zas, te encuentras alguna majadería como esta: cómo arreglar matrimonios (en un plis plas) viendo películas.

La cosa es así de serie y de fácil. Las parejas recién casadas que ven y comentan juntas películas románticas tienen un 50% menos de posibilidades de divorciarse. ¡Un 50%! Vaya… y la gente desesperada lanzándose al cosechero del bar de abajo con tal no de subir a casa. Ojiplático me quedo tras conocer que esta es la conclusión de un estudio elaborado por unos investigadores de la Universidad de Rochester (Nueva York) que durante tres años ha seguido a 174 matrimonios (la cifra me tiene mosqueado). Se trata de la primera investigación a largo plazo que ha comparado diferentes tipos de intervención en los primeros años de matrimonio.

El estudio ha sido dirigido por un tal Ronald Rogge, un profesor de psicología, y se ha publicado en una revista de prestigio, no te creas que es aquello del test del Cosmopolitan. Este buen señor (del que no se especifica su estado civil… ahhh, canalla) asegura que si durante un mes, se ven cinco películas que traten relaciones de parejas, se podría reducir a la mitad la tasa de divorcio. Una alternativa barata (si no se ven en el cine claro) y divertida (depende de las pelis). Eso, todo bajo la supervisión de un terapeuta.

En el estudio, los voluntarios (espero que lo fueran), vieron títulos como Lo que el viento se llevó, Ha nacido una estrella, Love Story, Descalzos por el parque, Hijos de un dios menor, Una proposición indecente… ¿Subida de azúcar? Tranquilo, el equipo ha publicado un listado amplio para que nadie se eche atrás que contiene, entre otras, American Beauty, Julie & Julia, Mr. & Mrs.Smith y Otoño en Nueva York (no se si la cosa ha se ha puesto más apetecible o estás llamando a tu abogado).

“Habíamos pensado que usar películas podría ayudar, pero no tanto como otros programas en los que enseñábamos técnicas innovadoras”, ha señalado Rogge. La lobotomía es lo que tiene, que es pelín radical, debieron pensar los sesudos angelitos. Total, que los resultados les han sugerido que “tanto los maridos como las mujeres saben lo que están haciendo bien y mal en su relación. Por lo tanto, no hay que enseñarles muchas técnicas para reducir las tasas de divorcios. Puede que sea posible con simplemente hacerles reflexionar sobre cómo se están comportando. Y el hecho de que cinco películas den beneficios en tres años es increíble”, ha subrayado. ¿Tres años? ¿Cinco películas en tres años? Así va el cine…

Si esto tiene algo de cierto, este hombre será recordado por muchos (unos le tendrán en sus oraciones… y otros, a destacados miembros de su familia) porque nadie había caído antes. ¿En qué estaríamos pensando? El titular impacta. Los divorcios se acabarían viendo pelis de amor (o desamor) juntitos, con posterior charleta en plan Garci. No se si es el ejemplo más acertado. Poco más nos cuentan (claro, así hay que llamar al terapeuta si o si). Desconocemos si hay que que ponerse sexies, picardías y camiseta paleta, si vale con el pijama o la batamanta, si hay que estar en la misma habitación (yo qué se), comentar en persona o por whatsapp (esto se hace ya)… Tampoco nos dan pistas sobre si hay que hacerlo con comida, sin ella. Bocata de tortilla ¿si o no?, ¿aceitunas y patatas fritas?, espaguetis con tomates no es buena idea, creo… ¿Algo más sofisticado? ¿Estimulante quizá? ¿Afrodisiaco? Como está cesta de la compra, con unos san jocobos tiramos… Sobre la ingesta de alcohol, ni una sola palabra. ¿Raro verdad? Ummmmm, este estudio flojea.

Pues yo a este buen señor, le planteo varios interrogantes. Primero. Doy por hecho que hablamos de parejas que quieren arreglar lo suyo. Esto puede parecer una tontería pero no lo es. Dos. Si entre los títulos recomendados, se te cuela un episodio de Juego de Tronos, ¿corres peligro de invadir el rellano de tu escalera, tomar por rehén a la vecina del cuarto derecha y dejar a la churri? Tercer apunte. Durante el visionado, ¿se puede comentar en voz alta? Hay gente que lo detesta, y en cambio, otros no se pueden callar ni aunque les apuntes con una pistola. Cuatro. ¿Qué día de la semana quedamos? Entre semana ni hablar que madrugo. Los fines de semana menos porque salgo con los compis… Cinco. Seis. Siete… ¡Si es que no cuentan nada!

Y sin información, a uno le asaltan dudas sobre si este estudio tiene algo de verdad o forma parte de una campaña encubierta para ir al cine o consumir más televisión. Sea como sea, vamos a darle un voto de confianza. Pero, yo cambiaría cine por serie. Y en lugar de serie romántica (que me disculpen los seguidores de Anatomía), que se pongan a ver la que hoy recomiendo. No creo que les vaya a arreglar el matrimonio, pero estarán más a gusto que si se someten a las cuatro horas de Lo que el viento se llevó. La peli es mona pero si no soportas a tu pareja, cómo para sentarte juntos, cuatro horas, viendo a racistas terratenientes venidos a menos.

The Mysteries of Laura

the mysteries-of-laura bannerSimpática. Es lo primero que se me viene a la cabeza cuando veo Los misterios de Laura en su versión americana. Muy simpática. Entretenida. Sin más. Sin menos. ¿Esto la convierte en una serie menor? Sin duda, no entrará en ninguna lista de las mejores series de la historia de la televisión. Tampoco Verano Azul, y sin embargo, el paso de los años la han convertido en un clásico. Eso dicen…

Los misterios de Laura es la adaptación televisiva de la serie de Televisión Española del mismo título, que para sorpresa incluso de sus programadores (se estrenó en verano por aquello de “ya que la tenemos”…), se convirtió en un rotundo éxito. Muchos no se lo explican. Aparentemente, era una serie simple, muy simple, con personajes simples, con casos simples, con una factura simple… Pues mira tu por dónde, ahí ha radicado su éxito. En una simplicidad extraordinaria que ha enganchado. Para qué luego nos rompamos la cabeza buscando argumentos retorcidos. Con una estructura a lo Agatha Christie, que no disimula ni quiere hacerlo, los finales donde la detective Laura reúne a todos los sospechosos para desvelar quién es el asesino, son calcados a los que nos acostumbraba la dama del crimen. Pues sigue funcionando. Como ya lo demostró Jessica Flecher, si copias (o te inspiras, tampoco vamos a ser malos), pero copias bien, la respuesta es positiva.

Que la televisión norteamericana se fije en una serie española y la adapte, es todo un éxito de nuestra ficción (a pesar de la ceguera de los dirigentes de la pública que inexplicablemente acaban de confirmar que no será renovada… ¿pero a quién le estamos pagando un sueldazo en la televisión pública? ¿se puede llegar a ser más incompetente que esta panda de ignorantes?). Por cierto, ésta, junto a Pulseras Rojas han sido las pioneras (con desigual fortuna por cierto), pero hoy podemos hablar de muchas más, incluida la fascinante El Ministerio del Tiempo, a quien FOX le ha echado el ojete.

The mysteries of laura season 2

Sigo que me caliento. Decía que si los americanos han querido adaptar esta serie, hay que celebrarlo, mucho más de lo que se ha hecho. Pero como no somos gente de reconocer glorias ajenas, tampoco voy hacer más sangre… Qué cada palo aguante su vela, aunque si el palo y la vela, está pagado con mis impuestos, entonces la cosa no es tan fácil de olvidar… Ya me he vuelto a calentar…

Digamos, que la adaptación es demasiado libre. Tanto tanto tanto que si uno ve las dos series, no encuentra muchas similitudes. Han sido muy legales, porque si esto lo pilla una cadena canalla, se lo monta igual y sin pagar derechos.

the mysteries of Laura debra messingLa historia de una detective pizpireta (aquí llamada Laura Diamond), mona pero sin ser un bellezón, torpe pero intuitiva, comilona, desastre, madre de dos gemelos traviesos, divorciada del que es su jefe (porque se la pegaba con todo lo que se movía), poco dada a la moda (más bien nada), pero sagaz como pocas, resulta tan apetecible como una caña en un chiringuito de playa en verano. No verás casos increíbles, ni resoluciones con giros inesperados. No. Verás un clásica serie policíaca, con muchos toques de humor y sin más pretensión que la de entretener (que no es poco). Para entendernos, está más cerca de Castle que de True Detective.

La elección de Debra Messing (la inolvidable Grace de Will & Grace) es todo un acierto porque ha dado con las claves del personaje y de la historia. Es el alma de la serie (como aquí lo era María Pujalte). Los dardos envenados lanzados entre la detective y su exmarido, y jefe, tienen su puntito. Él no dejará de luchar por reconquistarla, sin abandonar el Don Juan que lleva dentro, y ella, abierta a nuevas relaciones, no le cerrará del todo la puerta. Aquí ni terapia ni peli romántica ni nada. Aquí tiran por la calle del medio y les va estupendamente.

the mysteries of laura debra_messing_Sus compañeros de reparto están igualmente bien y cumplen la diversidad que parece obligatoria en toda serie norteamericana que se precie (y que quiera ser políticamente correcta). Origen latino, indio… y gay (bueno, este de origen y destino). Por cierto, un personaje, uno de esos secundarios, que es capaz de salvar un episodio con tan solo dos frases. Fantástico.

The_Mystery_of_Laura Messing y novioThe_Mystery_of_Laura ex maridoThe Mysteries of Laura_Debra MissingThe-Mysteries-of-Laura-CastLa serie, para seguir con el despropósito en el que se ha convertido nuestra pública, ha sido comprada por Televisión Española, y sospecho que será estrenada en verano, cuando la temporada haya terminado en Estados Unidos. De esta forma, tienen episodios suficientes para emitir dos cada semana y cubrir la época del caloret.

En resumen, que The Mysteries of Laura es una serie agradable, fácil, simpática, que incluso te permite hacer otras cosas a la vez (ya que viendo la 1 no puedes ni hacer pis), y que te dejará un estupendo sabor de boca. Y visto cómo tenemos el patio, y sin ningún estudio que me avale, yo opto por dejar la mente tranquilita de vez en cuando, que las ideas que se nos ocurren en caliente, las carga el diablo.

Valoración: ***

Lo mejor: Su falta de pretensiones la hace tan sencilla como una onza de chocolate… pero irresistible, ¿o no?

Lo peor: La sencillez de sus casos se puede volver en su contra. De sencillo a tonto puede haber una línea demasiado fina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s