The Bletchley Circle, con pelos y señales

the-bletchley-circle-bannerReconozco que me enfrento a uno de los post más difíciles que he escrito en mi vida. Incluso he pensado en renunciar pero mi sentido del deber me obliga a coger el toro por los cuernos y a echar el resto. Sin olvidar que el asuntillo a tratar tiene todos los ingredientes para convertirse en el centro de la polémica durante los próximos meses en bares, comidas familiares (aquí tengo mis dudas), y eventos sociales en general.

Hace unas semanas, la prensa internacional se hacía eco (mira que me gusta esta expresión periodística, junto con la de “en la madrileña Gran Vía…”, como si hubiera calles en Madrid que no fueran madrileñas, o “cambiamos radicalmente de asunto”, utilizada cuando pasan de contarnos una tragedia ocurrida en algún lugar del mundo a la feria del ganchillo inaugurada en una localidad cualquiera…). Me voy por las ramas. Como decía, la prensa internacional se hacía eco de unas declaraciones de la actriz Cameron Díaz, reconvertida en gurú del bienestar femenino gracias a su libro titulado ‘Body Book’. En esta biblia (indispensable) hay un polémico capítulo que se llama In Praise of pubes, algo así como exaltación del pubis. En él, la estrella arremete contra la depilación brasileña (no pienso explicar nada porque considero a mis lectores gente de mundo), elevada a la categoría de acto necesario tras su irrupción en el mundo del porno. Se revuelve sin pelos en la lengua (no creo haber estado acertado en la expresión) contra esta práctica alabando la “adorable cortina de vello púbico que rodea esa gloriosa y delicada flor tuya”. Son palabras textuales de la actriz y pido perdón en su nombre por si alguien se ha sentido ofendido ante semejante descripción. Creo que ha llegado el momento de advertir que a partir de este momento la cosa no mejora, incluso empeora.

Como todos somos esclavos de nuestras palabras y hoy en día, bucear en las hemerotecas no precisa de 20 monjes en plan En el nombre de la rosa para resucitar declaraciones, a la rubia le han sacado lo que confesó hace tan solo dos años en una entrevista televisiva con el inefable Graham Norton. Allí ‘arremetía’ contra su amiga Gwyneth Patrow por recomendar tener un “arbusto tipo años 70” (entiendo que hablan de la década y no de la edad). Vuelvo a citar sus palabras textuales porque el tema es muy sensible y no estoy yo para meterme en jardines (de nuevo reconozco no haber estado acertado en la expresión…). Incluso se atrevió a describir que “cuando ella se baña, aquello literalmente se cimbrea como algas en el mar. Te lo juro. Claro, todas mis amigas le decían ‘por favor, por favor, recórtalo”. Incluso su marido, el guapísimo Chris Martin, también se sumó a la cruzada de la poda por el bien de su vida de alcoba. Semanas después, Paltrow confirmaba todo lo desvelado por su amiga, añadiendo que si se depila a la cera, es porque Cameron la obliga. Y yo estoy confuso. Me cuesta imaginar la entrevista: ¿cuál es su siguiente proyecto? ¿está enamorada? ¿ha venido depiladita, miss Díaz?

Si alguien necesita un descanso, puede hacerlo. Yo sigo aquí, muy a mi pesar porque sigo pensando que quién coño me habrá mandado a mi escribir sobre esto (de nuevo desacertado).

Seguimos. Hace pocas semanas, la cadena de tiendas American Apparel, abanderada (vaya por Dios) de la moda hipster, colocaba en sus escaparates unos maniquíes muy especiales que concentraban todas las miradas en un solo punto. Debajo de las braguitas estaba el espíritu Paltrow y Díaz. Y a lo grande… Lo que allí se podía ver era como una imagen de la Amazonia tomada por Google Maps.

Y a partir de aquí, la cosa se ha desmadrado y ha provocado discusiones encendidas entre seguidores y detractores. De hecho el debate ha crecido (hoy no es mi día) y ya se habla de otras partes del cuerpo a las que liberar de esa tortura llamada cera: las axilas (seamos finos). Ya hay un movimiento en twitter, ‘sobaquember’, y empieza a tener miles de seguidoras. Y claro, no puedo dejar de pensar en el desfile de estrellas en la alfombra roja de los Oscar. Si la tendencia prospera, aquello puede ser como un paseo marítimo, lleno de palmeras y cocoteros, cada vez que alguna levante el brazo para saludar.

Por si alguien acaba de traspasar la línea de la preocupación, debo deciros que en España, el sector de la depilación no conoce la palabra crisis, y según datos de 2012, facturó más de 550 millones de euros. De momento no se han pronunciado y se desconoce si han formado un lobby junto a maridos, novios y demás damnificados.

Resumiendo. Nos encontramos ante un inesperado debate que resucita aquel dicho de “donde hay pelo hay alegría”, y que ha dejado en shock a más de una. Desde luego, a ninguna de las protagonistas de la serie de hoy.

The Bletchley Circle

Cuatro intrépidas mujeres son las protagonistas de The Bletchley Circle, de nuevo, una maravillosa serie británica que acaba de regresar con una segunda temporada que si bien no supera a la primera, no desmerece en absoluto. Tan solo tres episodios componen la primera, y cuatro los de esta nueva tanda.

THE_BLETCHLEY_CIRCLE_SERIES2_EP1_41

Las cuatro protagonistas serán las encargadas de descubrir a un peligroso asesino en serie (todos lo son, de acuerdo), y lo hacen mostrando al espectador, con ‘pelos y señales’ (eh eh eh) un complejo proceso de investigación (desarrollado durante su trabajo en Bletchley) que la policía es incapaz de realizar. Para ser honestos, ellas se centran más en las señales que en los pelos (sospecho que en un guerra este debate lo ganaría Cameron Díaz) y explico el porqué. La serie está ambientada en Londres pocos años después de la Segunda Guerra Mundial. Ellas formaron parte del programa elaborado por el Gobierno Británico para descifrar el código secreto de los alemanes. Una poderosa máquina llamada Enigma fue determinante para ganar la guerra al nazismo. Aunque sin ellas, no hubiera sido posible.

Curiosamente (por aquello de que la estupidez humana no entiende de fronteras), las mujeres no podían participar en la contienda. Pero claro, ya sabemos cómo funcionan los gobiernos antes las prohibiciones. Aquí todavía fue más sangrante. La Ley de Secretos Oficiales aprobada al término de la guerra, provocó entre otras injusticias, que nunca se reconociera la utilización de espías femeninas. De hecho, las que fueron capturadas por los alemanes fueron abandonadas a su suerte tras acabar el conflicto para no desvelar que sí hubo mujeres que dieron su vida en la lucha contra la barbarie nazi (hay un excelente documental sobre este asunto). Tuvieron que pasar décadas hasta que se hizo público el decisivo papel que tuvieron en este proyecto. Un momento histórico que ha sido llevado a la gran y pequeña pantalla en varias ocasiones.

The-Bletchley-Circle_prota 5

The-Bletchley-Circle_prota 2

Bletchley Circle

the_bletchley_circle_09

the Bletchley Circle prota 4

Sin embargo, The Bletchley Circle (la serie toma el nombre de la calle donde se encontraban las oficinas secretas) va más allá y sitúa la historia en 1952. Un grupo de antiguas compañeras se reúne de nuevo para resolver una serie de enigmáticos y terribles crímenes que desconciertan (más bien poco) a Scotland Yard. Bien por el sentido del deber, bien por el deseo de volver a la primera línea de fuego, y escapar así de las aburridas vidas a las que fueron condenadas (nadie podía conocer su pasado, ni siquiera sus maridos), las cuatro pondrán en marcha todo su ingenio y sabiduría para resolver el caso. Pero no solo lucharán contra el asesino. También lo harán contra una policía formada por hombres incapaces de resolver la receta de la tortilla francesa.

La ficción británica nos tiene mal acostumbrados. Rozan la perfección aunque se trate, en apariencia, de una serie modesta. Repito, en apariencia. Ambientación extraordinaria, cuatro actrices increíbles (Anna Maxwell Martin asombra con una interpretación contenida pero llena de matices… el más difícil todavía), y un guión que funciona como un reloj suizo (o deberíamos decir como un banco). The Bletchey Circle es una serie imprescindible para los amantes de las historias de espías. Una de esas pequeñas/grandes joyas televisivas que la cadena ITV nos viene regalando en los últimos años. Desconozco si aquí se encuentra perdida en un cajón, pero si de mi dependiera, no dudaría en estrenarla ya mismo, en prime time, y con una campaña de promoción a la altura de la serie.

THE_BLETCHLEY_CIRCLE_01 bletchley circle

No me gustan las comparaciones, pero es innegable que El tiempo entre costuras y The Bletchley Circle tienen puntos en común. Basan parte de su éxito en la recreación de una época fascinante (visto desde la distancia claro). Ambas, además, colocan a sus protagonistas, gente común, de a pie, en situaciones límites que muchos sueñan con realizar. ¿A quién no le gustaría ser un espía con final feliz? (Entiendase esto como el espía que consigue los planos secretos, nada más). Pero mientras la española se presentaba, con mucho acierto, no hay duda, como una superproducción, la británica opta por deshacerse del glamur, de bellas localizaciones (la postguerra en Londres no fue una fiesta precisamente), para centrarse en la historia, tan inteligente y adictiva que te mantendrá pegado al televisor (ordenador, tableta, móvil, o donde quiera que veas la tele).

THE_BLETCHLEY_CIRCLE_03

The Bletchley Circle, además de ser todo lo que te cuento, es un homenaje a todas las mujeres que con su esfuerzo ayudaron a la salvar millones de vidas, y de paso, una guerra. Ahora que estamos faltos de héroes, no es una mala opción echar la vista atrás y rescatar a algunos de ellos, anónimos, pero inmensos. Me estoy poniendo poético… Resumiendo. ¿Es una serie de mujeres? Si. ¿Para mujeres? Si. ¿Sólo para mujeres? Rotundamente no. The Bletchley Circle es un ejemplo de cómo con un buen guión y un reparto solvente, no hay escapatoria. El éxito está asegurado.

PD. Se que ambos temas no tienen mucho que ver, depilación y serie de espías, y pido disculpas, porque reconozco que en esta ocasión, la cosa está cogida “por lo pelos”…

Anuncios

2 pensamientos en “The Bletchley Circle, con pelos y señales”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s