Downton Abbey, palabras mayores

downton-abbey-logo-495x120La llegada del otoño me pone tontorrón. Es cambiar de estación, y me viene una melancolía que me supera. Como si estuviese poseído, a la primera nube, me  arropo bajo una manta (aunque el termómetro supere los 30), y decido echar un ratito con una buena lectura. Así que dicho y hecho. Como si fuera un aristócrata despreocupado, me dispongo a echarle un ojillo a una noticia morbosa donde las haya (he dicho buena, no intelectual).

Patrizia Reggiani es conocida como la viuda negra italiana. En 1995 ordenó el asesinato de su marido, Maurizzio, heredero de la casa Gucci. Interpretó el papelón de viuda como nadie, pero finalmente, fue detenida y condenada a 26 años de cárcel. Hace un par de años, la justicia le ofreció la posibilidad de salir en libertad condicional, siempre y cuando encontrara un trabajo. Fue contundente: “nunca he trabajado y no tengo intención de comenzar ahora”. Y se quedó más ancha que larga. Eso sí, algo ha debido pasar porque ahora ha respondido a la oferta con un rotundo si. Y saldrá próximamente tras fichar como consultora de estilo de una firma de joyería. No se vosotros, pero si yo fuera uno de sus futuros compañeros, ya estaría comprándole bombones, y ¡de los caros!… a no ser que la buena señora, tras su paso por la cárcel, sea ya más de masticar tabaco.

La frase es para enmarcar, y colocarla junto a otros exabruptos que no tienen precio. Bueno, algunas, como esta, lo tuvieron, y muy alto, concretamente a la altura del cuello. Se dice que cuando el entorno de María Antonieta le alertó de las revueltas del pueblo por culpa del hambre que pasaban, ella, majestuosa, respondió con un “si no tienen pan ¡que coman croissants!”. Y luego se preguntaría porque le cortaron la cabeza.

Cuentan que otra reina, esta de la moda, pronunció en la década de los 90, aquella frase lapidaria de “yo por menos de 10.000 dólares, no me levanto de la cama”. Posteriormente, Linda Evangelista ha negado su autoría. No se si con esto de la crisis, la chica se ha arrepentido por aquello de evitar un bofetón en plena calle… Qué injusta es la vida de las modelos. Si hablan porque hablan y si no… Lo cierto es que si eso fue lo mejor que se le ocurrió, agradecidos debemos estar por haberse dedicado a las pasarelas y no a la política.

Lilliam Carter, madre del presidente de Estados Unidos,  Jimmy Carter, confesó en una entrevista: “a veces, cuando miro a mis hijos, me digo a mi misma, Lilliam, deberías haber permanecido virgen”. Reverencia. Estoy seguro que muchas madres se han sentido un poquito culpables al pensar lo mismo. No miro a nadie Isabel…

Un humorista americano de principios del siglo XX soltó en voz alta un pensamiento que casi 100 años después de muerte, tiene si cabe, mucha más vigencia: “la mejor manera de retardar el envejecimiento, es crear una comisión en el Congreso que se encargue del asunto”. Nada que añadir. Sigo sin mirar a nadie Mariano…

Frases impagables las ha habido siempre. Quizá, hoy en día, andemos un poco escasos porque muchos de quienes tienen cierta repercusión mediática, son incapaces de construirlas. Parece que todos sufren lo que yo llamo “el síndrome del golpe en la cabeza”. Que noooo estoy mirando a nadie, Maria Dolores…

Como decía, los ricos y famosos, tienden a soltar perlitas por la boca, que según el día que las lees, te entran unas ganas incontrolables de alistarte en los marines, pasar el cursillo intensivo de manejo de armas en siete días, y luego, buscarte un trabajillo de asesor de estrellas, por ejemplo. Para muchos de ellos, el maldito twitter ha sido la puntilla. Que no, que no, que no miro a nadie, Sergio…

Dos incunables de dos actrices geniales. Cada una, un sex symbol de su época. Mae West se defendió de los puritanos diciendo: “las chicas buenas van al cielo, las chicas malas van a todos lados”. Y Sharon Stone cerró muchas bocas cuando aseguró: “las mujeres sabrán fingir orgasmos, pero los hombres saben fingir una relación entera”. Termino ya porque me estoy viniendo arriba y esto puede durar eternamente. Una es de Paris Hilton, toda una autoridad en la materia. Ante la pregunta de un periodista sobre si creía que todas las guapas eran tontas, ella aseguró convencida: “noooo, también hay feas tontas”. Y cierro con una de George Bush que quizá explique el porqué, tras sus ocho años en la Casa Blanca, dejara el mundo hecho unos zorros: “la mayoría de nuestras importaciones vienen de fuera del país”. ¡¡¡Una más, una más, una más…!!! “Perdimos porque no ganamos”. La perla es de Ronaldo. Pero bien podría ser de la alcaldesa de Madrid. ¿O no?

Downton Abbey

En fin, que frases inteligentes hay miles. Frases estúpidas, millones. La serie que hoy quiero destacar, está llena de las primeras. Y entre todas, hay una que define a Downton Abbey mejor que nada. La pronuncia la impagable Maggie Smith. En medio de una cena familiar, y ante la discusión sosegada sobre qué hará uno de los comensales los fines de semana, ella, digna en su papel de lady como la que más, pregunta asombrada: “¿qué es un fin de semana?”. A partir de aquí, es fácil entender al milímetro, una sociedad, una época, unos personajes, incluso, una cultura tan alejada de la nuestra, como es la irrepetible y fascinante Inglaterra de principios del siglo XX.

o-DOWNTON-ABBEY-SEASON-4-PREMIERE-DATE-facebook

Downton Abbey se ha convertido en un fenómeno social, ha revolucionado la producción televisiva, devolviendo el lujo con mayúsculas que desprende esta serie británica de la cadena ITV. Nada de efectos digitales. Si se necesita un castillo, se recurre a una de las casas más bellas del Reino Unido, la imponente Highclere Castle. Se contrata a Julian Fellowes, uno de los mejores guionistas del país, y ganador de un Oscar por Godsford Park, una joya que podríamos considerar el germen de esta serie. Y por supuesto, se recurre a esa cantera inagotable de actores al servicio de su majestad (y si hay que hacer de pobre, se hace de pobre, porque uno es un gran actor y no un cretino, ¿verdad chatín?).

Downton-Abbey-Season-2-1600x900-Wallpaper-WallpapersHunt_com-

Sospecho que el éxito mundial les pilló de sorpresa. Y ese fue el motivo de una segunda temporada pelín decepcionante. Pero se pusieron las pilas, y la tercera enmendó los errores. Ahora, se acaba de estrenar en el Reino Unido, la cuarta. Y los datos son incontestables. Récord absoluto en su estreno con casi 10 millones de espectadores.

Nos esperan ocho episodios donde tomar el té, se convierte en un arte solo al alcance de unos pocos elegidos que ven, indefensos y asustados, como el paso del tiempo, les despoja de privilegios que creían eternos. El resto de los mortales, sorbe la bebida caliente como quien sorbe una vida a cámara lenta, sin futuro, solo con presente. Y tan contentos. Porque tener presente es ya un logro (¿os recuerda a algo?).

downtonabbey-season4-violet-maryjpg-ca9f11b34b1d861c

Downton Abbey bebe sin disimulos de la mítica Arriba y abajo, pero es más punzante, más dañina, más cruel, aunque se nos presente envuelta en sedas, en porcelana, en prados verdes, en modales exquisitos… Imprescindible un envoltorio exquisito para degustar, sin que se te abran las carnes, una ración de injusticias (de juzgado de guardia) sobre la que se asentaba una sociedad a punto de desaparecer (esto no lo tengo muy claro). Cambio apellido y linaje por dinero. No importa de dónde provenga. Quien paga, tiene sitio, aunque sea de alquiler (¿de qué me suena esto?).

DOWNTON_ABBEY_3_EPISODE1_66

Muchos, ya la habéis visto, otros habréis oído hablar de ella… Queremos que la cuarta temporada llegue pronto. Lo necesitamos. Andamos escasos de series así. Porque como dijo Britney Spears, “las películas actuales, son raras. Te hacen pensar”… Y nosotros, con la que está cayendo, lo que necesitamos, son otras cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s